Tratamiento de madera a poro abierto, el acabado más natural

CONSEJOS

01/02/2019

Existen diferentes tratamientos para conservar y decorar la madera, cuando buscamos que el soporte conserve un tacto y aspecto natural aplicaremos un tratamiento a poro abierto.

Para ello necesitaremos aplicar sobre el soporte una o dos manos de WoodMark Fondo Protector Incoloro, para que el producto penetre en las fibras de la madera protegiéndola del agua (propiedades hidrófugas) y de la aparición de hongos (propiedades fungicidas).

Una elección perfecta para conservar los muebles del jardín

Respetaremos un tiempo de secado entre capas de aproximadamente 24horas lijando suavemente antes de cada aplicación. Recuerda retirar de la superficie los restos de polvo producido por el lijado.

Una vez completado el tratamiento de fondo, llega el momento de darle un toque de color a la madera. En los tratamientos de poro abierto la elección del acabado deberá de realizarse con lasures, ya sean al agua o al disolvente. Con cada mano de lasur aumentaremos la intensidad de color, por lo que te recomendamos no aplicar más de dos capas, con unos tiempos de intervalos nunca inferiores a 24h.

Ventajas de los tratamientos a poro abierto: Tacto y aspecto natural

Inconvenientes de los tratamientos a poro abierto: Requieren de una mayor periodicidad en el mantenimiento.

¿En que consisten los tratamientos a poro cerrado?

Cuando aplicamos un barniz, distinguimos que son tratamientos a poro cerrado se denominan así ya que forman una fina capa sobre la superficie de la madera impidiendo que elementos externos como líquidos, insectos y polvo penetren en su interior.

Ventajas de los tratamientos a poro cerrado: Más resistentes y con menor mantenimiento

Inconvenientes de los tratamientos a poro cerrado: La madera pierde su aspecto natural.

Si quieres saber más accede a nuestra categoría de productos para madera.

PUNTOS DE VENTA

Encuentra tu tienda y tu especialista en pintura y decoración TKROM más cercano.